de viaje por la Estrada Real

0
106

El Rincón del viajero del blog recibe hoy las fotos y textos de Adriana, que recorrió parte de la Estrada Real que une las Ciudades Históricas de Minas Gerais con la costa de Río de Janeiro. ¡Muchas gracias por compartir vuestro viaje con nosotros y los lectores del blog!

Si como Adriana quieres enviar cualquier colaboración para esta sección del blog, usa la dirección que aparece en la página de contacto del blog.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Partimos rumbo a Belo Horizonte una tarde de verano de enero de 2013. Desde el aeropuerto de llegada tomamos un micro de conexión hacia la Rua Tancredo Neves, mucho más económico que hacer el trayecto en taxi, ya que no está tan cerca del centro de la ciudad. Desde allí sí, un taxi hasta el hotel para dormir, porque ya se había hecho de noche. Al otro día después de desayunar, partíamos hacia la rodoviaria para comprar los pasajes y viajar hacia Ouro Preto.

Ya en Ouro Preto, nos acomodamos en la Pousada dos Ofícios. Desde la estación terminal fuimos caminando hacia ella, porque habíamos visto antes desde el micro que quedaba muy cerquita (unas 3 cuadras). Un lugar impecable, nuevo y limpio, y el personal muy agradable. Nos acomodamos y decidimos salir a conocer la ciudad con ansias.

La ciudad es grande, con demasiado tránsito para mi gusto, pero aún así no deja de ser bella. Nos comentaron que habitualmente no hay tanta gente, pero como era previa de carnaval muchas personas habían decidido quedarse desde hacía una semana antes. Con subidas y bajadas, veredas irregulares que a veces se transforman en escaleras, techos de tejas y ventanas coloridas (características que se repiten en todas las ciudades recorridas) que combinan muy bien con el verde de la vegetación que estalla a cada paso, es ideal caminarla, descubriendo en cada rincón una vista nueva. En la ciudad existen muchas iglesias y “repúblicas”, lugares donde viven estudiantes, con nombres de lo más variados: “Snoopy” “Quase Normal”, entre otros.

Visitamos dos iglesias (cobran R$ 8 para ingresar y una vez adentro, para obtener algún tipo de información hay que pagarle a personas que se conocen la historia del lugar de memoria), y el Museo de los Inconfidentes, ubicado en la plaza principal. Este museo es excelente, ya que posee mucha información sobre lo que fue un suceso histórico del cual sólo tenía en mente a su personaje principal: Joaquín da Silva Xavier, Tiradentes.

A la noche Ouro Preto se tiñe de luces amarillentas desde los faroles colgados de las paredes de las casas. Por la calle principal se ven muchos adolescentes que frecuentan bares ruidosos, y algunos turistas mayores en busca de opciones más tranquilas.

Desde esta ciudad un día tomamos un bus hacia Mariana. El tren Maria Fumaça tenía pocas frecuencias y los precios eran mucho más elevados (R$ 50 contra unos R$ 4 la ida, por persona).

La atención en informaciones turísticas fue excelente.

El sector más conocido de Mariana, desde donde se toma la típica foto del lugar tiene su particularidad. Dos iglesias juntas, y en el medio de ellas un pelourinho. En este se puede ver de un lado, la balanza, del otro, una mano con un arma blanca y en el medio y a lo alto, la corona portuguesa. Abajo, dos aros de metal enganchados de unas cadenas al poste. Creo que no hay que agregar nada más!

Al cuarto día, partimos hacia Paraty. A pesar de toda la planificación, sabíamos que dos días iban a estar perdidos casi en su totalidad: de Ouro Preto a Paraty, previo paso por Río de Janeiro, y de Paraty a Sao Joao del Rei, con Río nuevamente como escala. Esto es porque desde y hacia algunos destinos no hay transporte directo.

Llegamos a la pousada ya de madrugada, nos alojamos y nos permitieron hacer el check in al otro día, dado que habíamos viajado mucho y estábamos cansadísimos.

Al otro día hicimos un recorrido por la ciudad y decidimos realizar al siguiente un paseo en escuna, que nos llevó a conocer Praia Vermelha y da Lula e isla Comprida y Lago Azul por la módica suma de R$ 30. El paseo fue muy bonito, pero como en general todas las empresas ofrecían lo mismo, al siguiente decidimos tomar un bus de la empresa Colitur hacia Trindade, donde recorrimos las playas de Fora, Do Meio y Caxadaço y almorzamos en un hermoso barcito de playa con unos sucos riquísimos, atendido por un connacional argentino.

Al día siguiente, al mediodía partimos hacia Sao Joao del Rei, previa escala en Rio para cambiar de micro. Una vez allá, nos alojamos y descansamos para la siguiente mañana en la que nos esperaba Tiradentes.

Como nos informaron que María Fumaça no estaba funcionando (acá sí queríamos hacer el trayecto en tren, pero por las consecuencias de las malas condiciones climáticas no fue posible), tomamos un bus hacia la terminal de S.J. del Rei y desde allá otro hacia nuestro destino. El viaje fue muy cortito y en unos 20 minutos llegamos.

Tiradentes es un lugar hermoso, uno de los más lindos que conocimos en nuestro viaje, si bien pequeño. A diferencia de Sao Joao del Rei -que tiene un centro interesante, pero el resto es una ciudad que fue creciendo velozmente hacia los costados-, Tiradentes interactúa muy bien con la naturaleza y tiene un aire pueblerino muy relajante. Nos hubiera gustado alojarnos ahí.

En este lugar conocimos el Chafariz de Sao José, vimos la iglesia principal, visitamos atelieres, compramos artesanías y tomamos decenas de fotos. Desde la pintoresca plaza central se tiene una vista de los mateos esperando clientes para dar la vuelta.

A la mañana siguiente, luego de un excelente desayuno con música en la posada -algo a lo que nos tenía acostumbrados-, salimos temprano a recorrer el centro de la ciudad. Luego de unas cuadras, cruzando uno de los puentes llegamos al centro de la ciudad.

En una de las calles observamos una curiosidad: una iglesia frente a nosotros, y al costado, una callecita desde la cual si uno se asomaba, veía otra. Desde el punto en donde estábamos parados, con la iglesia de frente, mirando a la derecha y a la izquierda, al final de la calle se veían dos iglesias más.

Luego de la típica foto del busto de Tancredo Neves, presidente de la República nacido en esta ciudad, regresamos al otro lado del puente, para continuar el recorrido. Eran las tres de la tarde y hacía mucho calor, por lo que decidimos refrescarnos con una gaseosa y algo de comida en un autoservicio. Como vimos gran movimiento, consultamos qué era lo que pasaba. Con gran sorpresa descubrimos que en una hora más esa calle iba a ser el escenario de un pre carnaval de Bandalheira, por lo cual nos quedamos por la zona para disfrutar del baile, la música y la “reina de la bandera” que en este caso resultó ser un señor mayor muy loco y simpático.

Luego de la alegría y mojados de espuma de fiesta, volvimos. Ese mismo día salíamos a las 18 hs. rumbo a Belo Horizonte por Viaçao Sandra.

Llegamos a BH, previo “paseo” de un taxista bastante chamuyero, lo cual me causó una gran irritación. Nos bañamos, descansamos y nos preparamos para cenar. Ya era tarde y no había nada abierto por la zona, por lo que decidimos comprar algunas cositas sueltas en una estación de servicio.

Al día siguiente nos levantamos temprano para desayunar y fuimos hacia el Mercado Central para comprar licores, cachaças y artesanías. Hubiéramos querido conocer Pampulha y otras zonas destacadas de la ciudad, pero ya no teníamos tiempo. Ese mismo día, por la tarde, volvíamos a nuestras casas.

El viaje fue muy cansador, pero nos encantó. Nos hubiera gustado conocer Diamantina, pero ya se nos escapaba del mapa. Igual no nos quejamos: la historia, las construcciones barrocas, los mineiros, los paisajes, las experiencias hicieron que el viaje por la Estrada Real valiera la pena!.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En DE VIAJE A BRASIL hay mucha información sobre los destinos visitados por Adriana.

Tenemos una entrada general sobre las destinos: Cidades Históricas y una específica para Ouro Preto y otra para destinos: Mariana.
La entrada principal sobre Belo Horizonte es destinos: Belo Horizonte.
La entrada principal sobre Paraty es destinos: Paraty.

Podéis dejar en esas entradas vuestras consultas sobre los respectivos destinos.

de viaje a Brasil

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí