Palacio de Juan de Henao

descarga (2)

Las calles de Ávila nos conducen ahora hasta la bucólica estampa del Palacio de Juan de Henao. Se detienen nuestros ojos ante los exteriores, destacando sobretodo la portada primitiva del edificio, hoy convertida en ventana de granito y que posee un ancho dintel con escudos.

Con su origen en el siglo XVI, este palacio debe su nombre a su constructor y dueño, el Regidor Don Juan de Henao, aunque, posteriormente, paso a manos del Marques de Benavites. A principios del siglo XX la parte exterior del edificio estaba divida en 2 cuerpos con ventanas enrejadas. Poco más tarde se construyó el torreón con el matacán, las almenas y pequeños “cubos” de estilo medieval, que miran hacia el jardín. Y, aunque el exterior nos sigue maravillando, nos dirigimos al interior de la residencia para admirar todos los detalles de la época, hoy convertidos en complementos de un magnífico Parador turístico.

Muebles de la época, tapices, armaduras y bargueños llenan las salas de este antiguo edificio, que también hizo las veces de cuartel de la Guardia Civil española y de casa particular.

Bien es cierto que el Palacio ha sufrido muchas reformas y remodelaciones a lo largo de la historia, pero aún podemos sentir la atmósfera palaciega de la época, por ejemplo, en su maravilloso patio de estructura rectangular.

Cada columna, rincón y motivo decorativo se armoniza en perfecta conjunción con el siguiente, dando una sensación de vuelta atrás en el tiempo. Algo que nos ocurre muy a menudo en esta espléndida ciudad de Ávila.

Compartir
Artículo anterior¿Qué ver de Magaluf?
Artículo siguienteEl Generalife

Dejar respuesta