Biblioteca de la Academia de la Artillería

academia-artilleria-segovia-3

Segovia cuenta con una Biblioteca de la Academia de Artillería, que está ubicada en la Calle San Francisco, 25 40080. Ofrece una entrada gratuita. Para cuando decidas venir a conocerlo te comento que sus horarios son en invierno de lunes a jueves de 09:30 a 13:30 horas y de 15:30 a 18:00 horas y los viernes de 09:30 a 13:30 horas; en los veranos sus horarios son más limitados. Esta vez  de lunes a viernes  de 8:30 a 14:00 horas.

El servicio de transporte que te puede ayudar a tener acceso al lugar son todas las líneas de autobuses de la Plaza de la Artillería. La línea 11, parada en Plaza Claret o Academia de Artillería.

 Por la web la biblioteca te brinda la información que puedes necesitar. Te puedes comunicar con la institución con el correo electrónico biblioacart@et.mde.es y también puedes tener acceso  al Catálogo Colectivo de Defensa con el sitio web www.bibliodef.es

Entre las facilidades y servicios que ofrece el lugar son reprografía en papel y soporte digital, acceso a internet, consulta en sala, información bibliográfica y consulta a bases de datos, préstamo interbibliotecario.

Algunas notas de interés.

La biblioteca posee una cantidad aproximada 52000 volúmenes. Comenzó a formarse en 1764 en el Alcázar de Segovia, sede del Real Colegio de Artillería, partiendo de los fondos de la Escuela de Artillería de Cádiz, la cual había asumido los fondos de la Real Sociedad Militar de Matemáticas de Madrid y de la Escuela Teórica de Artillería de Barcelona, las cuales más tarde fueron clausuradas.
La colección creció de manera admirable en la primera etapa del Colegio, estaba ubicada en la Sala de Reyes del Alcázar y contaba con 11.000 volúmenes. Pero el 6 de marzo de 1862 un terrible incendio la dejó reducida a 297 volúmenes que pudieron ser salvados de las llamas gracias al esfuerzo de los propios alumnos.
Después de tal nefasto episodio, el Colegio de Artillería se trasladó al Convento de San Francisco, actual sede, consiguiéndose recuperar y acrecentar su valiosa Biblioteca, fundamentalmente con donaciones de los propios artilleros, siempre orgullosos de ella.

Compartir
Artículo anteriorEl Generalife
Artículo siguientePuerta de Felipe V

Dejar respuesta